miércoles, 7 de noviembre de 2007

Brothers & Sisters

Oh… dios. ADORO la serie Brothers & Sisters (5 hermanos en Spanish). Es como una especie de pozo de la sabiduría… algo así como cuando Meredith se pone profunda en Anatomía de Grey y nos regala esas fabulosas frases sobre la vida. Ésas en las que las cosas más complicadas como el amor, las relaciones, la familia, las mentiras… adquieren por boca de la chiquilla una claridad cristalina y una sencillez que roza la locura. La ventaja de esta serie, es que están camufladas entre los diálogos y los argumentos de cada capítulo, de manera que, si no estás atento, te los puedes perder.

“No hay atajos, ni en el amor ni en la vida. Este dolor hay que afrontarlo, la alternativa es mucho peor. Ese dolor nos hace especiales, hermosos, es por lo que… valemos la pena. Es el dolor de amar. Pero ese dolor va acompañado de algo más, ¿no? De esperanza. En tu dolor hay esperanza. Por eso estás así, vagando entre la agonía, el optimismo y la esperanza. Eres un ser humano. Estas viva. Y eso es lo que hay."

Como decía, adoro Brothers & Sisters. Alguien me la recomendó (ya no recuerdo quién) y hace unos días decidí bajármela. Bien… llevo una semana devorándola, como hago con los libros que me enganchan y no puedo soltar. Es diferente, e inteligente. Nada que ver – y lo siento por los seguidores – con la locura que es Mujeres desesperadas. Es como una especie de documental sobre una familia, los Walter, que tras la muerte del patriarca no ha hecho sino heredar una cantidad infame de problemas que los lleva a todos por la calle de la amargura.

Norah, la madre… simplemente me rechifla. Es ese tipo de mujer capaz de ponerse el mundo por montera pos sus hijos. Siempre cocinando, siempre hiperactiva, siempre con la casa abierta. Tiene una capacidad resolutiva, un empuje, una energía… que son simplemente desbordantes y envidiables. Cómo hace frente a las dificultades, la manera en que resuelve las adversidades (por muchas y muy variadas que sean)… algún día me gustaría ser como ella. Lo juro.