jueves, 8 de noviembre de 2007

Absolute Cavalli...


Como ya sabéis muchos (bueno, al menos los que os gusta la moda, o a los que os he dado la brasa convenientemente con el tema), Roberto Cavalli fue el elegido para diseñar una colección especial otoño/invierno para H& M que se ponía a la venta hoy.



El encargado de plasmar el universo Cavalli en imágenes ha sido el fotógrafo de moda Terry Richardson y los protagonistas son modelos de la talla de Erin Wasson o Jessica Stam, así como miembros de lal propia familia Cavalli (con lo mala que es la endogamia, si ya se sabe). Las fotos se tomaron en la propia residencia del diseñador en Florencia para captar el ambiente de fiesta, glamour, belleza y alegria de vivir. Como no podía ser de otra manera... que no se puede ser fashion sin montar una party en condiciones en una mansión de Florencia.

Desde hace un par de meses, una servidora estaba al tanto de la noticia, y había echado el ojo a un tremendo vestido de pedrería dorada que pensaba (pobrecilla) que hoy podría comprar (es el de la imagen de la izquierda, snif, snif). Lamentablemente, cuando he llegado a la tienda, a eso de las 11, la colección era ya historia. Sí, sí... como lo leéis. Flu, flu, voló. Del vestido, porsu, ni rastro. Y lo que es peor, me ha tocado luchar contra una jauría de locas fashionistas compradoras compulsivas con ansias de llevarse cualquier cosa con la etiqueta de Cavalli para llegar al fondo de la tienda. Ha sido una cosa horrible, porque según me han dicho, hasta la ropa de los maniquíes estaba vendida ya. Y que conste que me he enterado por intentar hacerme con mi vestido del plan B, a mano derecha. Los probadores ni os cuento cómo estaban...

En fin... que no he podido hacerme con el vestido. No soy tan fashionista (aún) como para hacer cola a eso de las 9 y media dela mañana (media hora ntes de que abran) en una tienda. Pero eso sí... como he comprado (unos mini-shorts grises remonos), la bolsa de la colección me la han dado.



Así que, después de todo, he podido lucir cual loca fashionista mi bolsa de Cavalli por la calle Goya... y yo sintiéndome tan fabulosa.


Si es que... hay que ver qué poco necesito par ser feliz.


Por cierto, los que queráis ver la colección (y llorar por no haber podido ni olerla), podéis recrearos aquí con ella y soñar con una vida en la que las supremodelos llevan la talla 42 - como realmente debería ser, jajajaja - : http://www.hm.com/es/ o en http://blog.hm.com/, donde podés ver imágenes backstage.

No hay comentarios :