domingo, 16 de septiembre de 2007

Un corazón indomable

Bueno, pues ayer fui a ver con mis chicos Inside (bueno, parte de ellos), la última peli de Angelina Jolie (Un corazón indomable). Que con eso de llevar todo el día encerradita en casa, el plan de cine de sesión de 10 me apetecía no sabéis cuanto.

Primero, un resumencillo cortesía de Hoy Cinema :

El 23 de enero de 2002 el mundo de Mariane Pearl cambió para siempre. Su marido Daniel, jefe de la oficina del sur de Asia del Wall Street Journal, investigaba para un artículo acerca del terrorista Richard Reid. Se desplazaron a Karachi, donde un intermediario había concertado una entrevista con una fuente muy esquiva. Al irse para la reunión, le dijo a Marianne que quizá se retrasaría. Nunca regresó. El carácter de luchador de Danny y su fe inquebrantable en el poder del periodismo animaron a Mariane a plasmar su desaparición, los esfuerzos que se hicieron para encontrarle y su asesinato, en el libro de memorias A Mighty Heart: The Brave Life and Death of My Husband Danny Pearl. Cuando su marido desapareció, estaba embarazada de seis meses de un hijo al que Danny quería llamar Adam. Escribió el libro para que Adam conociera al padre al que nunca vería. Más allá de la religión, raza o nacionalidad, Mariane tuvo el valor de elevarse por encima de la amargura y el odio que invadieron el mundo después del 11/S. Su libro refleja la alegría de vivir que compartía con Danny.

Bueno, y ahora mi crítica particular, que es al fin y al cabo de lo que se trata.

A pesar de que unas señoronas la calificaron de “poco natural” (aún no sé – habiendo incluso consultado con la almohada – a qué se referían, si al personaje de la Sra. Pearl, a la Angelina o a la peli en su conjunto), yo calificaría al largometraje de bueno. Bueno porque es una historia real contada desde un punto de vista personal (el de la Sra. Pearl, de cuyo libro se sacó la idea) sin ñoñerías características de peli-basada-en-en-hecho-real. Es más bien como un documental, pero ágil y bien contado. No se recrea en detalles sórdidos (aún habiéndolos), y no regala ni violencia, ni sangre gratuitas. Una buena película.

Por cierto que a Pakistan no voy a ir ni aunque me paguen.

En cuanto a la Sra. Pitt, alias Angelina, yo calificaría su actuación como de sublime, de ésas que huelen a Óscar. Si bien es cierto que su personaje parece frío y distante a veces, la entereza y estoicidad mostradas por su personaje considero han de ser extremadamente difíciles de conseguir de forma tan realista cuando lo que te pide el cuerpo es un dramón, lloros y pataleos desde el primer minuto cuando se interpreta a una mujer embarazada en un país hostil a la que le han secuestrado al marido.

¿Deberíais ir a verla? Eso depende. Yo diría que sí.

1 comentario :

Natillitas dijo...

Mmmm, tal vez vaya a verla este finde la próxima semana,suena muy bien.

Gracias por la crítica... Ains, tengo que ir al cine... ¿te había dicho ya que lo último que vi fue Alatriste? No puede ser, ¿verdad que no?

Niña, utiliza a tus contactos extrajeros, especialmente a los yanquis, si los tienes, para conseguir la auténtica receta casera de los muffin con pepitas de chocolate... y envíamela junto con unos moldes... ains... TENGO que aprender a hacerlos... bueno, no sol aprender... aprender y practicar hasta perfeccionar la técnica... NECESITO saber hacer muffins caseros, ¿no sería genial? Tú pones las cookies y yo los muffins. Al va a estar encantado cuando se lo diga, ya verás.

Besotes