miércoles, 9 de mayo de 2007

¿Qué toca los miércoles?

Pues ya ha llegado otro miércoles y… ¿qué toca los miércoles?

Resumen de House.

Pues vamos a ello.


De acuerdo… lo primero de todo, ¡¡jope, qué fuerte lo de las premoniciones de House!! Jajajaja, no, en serio, lo último que le faltaba al tío, encima de genio, visor del futuro, ideal para su complejo de dios… aunque camino del final descubramos que la cosa no es para tanto y que no es oro todo lo que reluce, me pareció una manera original, que no de las mejores, para canalizar las epifanías de House. Me siguen pareciendo mejores las epifanías a secas.A lo largo del capítulo de anoche, además, pudimos descubrir que, a pesar de endiabladamente sexy, la realidad de que House es MAYOR. Lo de los problemas de próstata y la escenita en el baño con las gafitas de agüelo fueron bastante notorias, pero… es lo que hay.

Por cierto… el soldadito de plomo con vaginosis bacteriana (porque no me dedico a esto puedo decir abiertamente “iiiiuuuuujjjj”) y conejillo de indias del capítulo de hoy, es ni más ni menos que Marc Blucas, tío buenorro y macizo oficial al que hemos visto anteriormente en Buffy (también haciendo de soldado). Pobrecillo, con lo guapo que es y con esa cosa tan asquerosa en la boca… qué desmerecedor. El pobre, encima de la asquerosidad intrínseca de su enfermedad, entre que Cam y Chase se dedican a montárselo por diferentes habitaciones del hospital (sí, yo también estoy ojiplática ante la renovada actitud guarrona de la que anteriormente era la Pequeño Pony – ahora parece una yegua desbocá-) y que House anda más preocupado de hacer pipí que del paciente (vaya güevos sondándose solo), pues como que no recibe la atención adecuada… una tragedia.

Y volviendo al tema Chase-Cam… ¡madre del perpetuo socorro! Por un momento pensé que estaba viendo Anatomía de Grey. Con todo, la respuesta de Chase ante la salida de Cam acerca de que se acuestan como excusa a Foreman sobre sus conjuntas desapariciones, no tiene precio. Pero, seamos sinceros, Cam lo está haciendo para llamar la atención de Gregorio… la verdad duele, Chase, incluso aunque nadie se la crea, lo que me lleva a advertirte: lo vuestro no durará, y si no, repasa la cara de Ally cuando House os pilla en el armario… no parece muy preocupada, ¿verdad?

En fin, y para acabar, analicemos la última conversación entre Cuddy y House… parece que se confirma mi teoría sobre que en la tercera temporada los guionistas están tratando de mostrarnos el personaje de House con más profundidad. Por fin confirmamos algo que, por otro lado, yo ya sospechaba desde hace siglos: que House y Cuddy salieron juntos. Fue sólo una vez, pero… algo ha quedado, y si no que se lo digan a House, que a veces parece que quiere guerra con ella (para mi lamento personal y el regocijo de Sad Eyes, seguro). No obstante, querida Cuddy, para ti tengo otra recomendación: God, if I were you, I'd buy a ticket on that ride!!!

++++

Y ahora, volvamos a mi vida, que aunque mucho menos interesante, es más bien real. Esta mañana me ha tocado quedar para hacer el horripilante cojosupuesto de conta, del que me libré el año pasado, pero no he podido éste.
Diré solamente, que me crispa la ineficiencia, porque a eso pueden reducirse la mayoría de los ratos dedicados a la resolución del supuesto. Menos mal que lo hemos dejado cuasi acabado y que lo que queda es harina de un costal mucho más sencillo… que si no. Ahora, si piensan que voy a perder otra mañana en IKK para hacerlo, van de glúteo, que yo ya he cumplido y, repito, a estas alturas funciono mejor por teletrabajo…

Ayer volví a tener revisión ocular, por cierto, y me cuentan que ando requetebién. Pues fenomenal, ¿no?
Hasta mañana.

1 comentario :

matiu dijo...

Congratulations!
Ya he leido tu blog y sé de tu vida,al igual que el resto del planeta que se dedique a pasar por aquí....como nunca tienes iniciativa de escribirme ni nada...