jueves, 4 de enero de 2007

Procrastinators: leaders of tomorrow!!!

Bueno, bueno, bueno… heme aquí, procrastineando un poquillo, que es lo que toca, al fin y al cabo. Escribiendo en el blog, ordenando cajones, arreglando fotos…

Porque es cierto… ¿no os pasa que cuando tenéis que estudiar, de pronto os surge una necesidad irrefrenable de cocinar, o limpiar vuestro cuarto (a pesar de que vuestra madre lleva meses pidiendo que lo hagáis y siempre habéis encontrado excusa)? Descubrí tan linda y rica palabra en wonderful Copenhagen cuando, en época de exámenes y al encontrarme a no pocos miembros de mi pequeña comunidad en el patio tomando el fresco, todos contestaban ante mi pregunta de si no tenían nada que estudiar que estaban haciendo del Procrastination un arte. Porque, ahora lo sé… lo es.

Así pues, ahorraros el esfuerzo de la negación, pues la admisión es el primer paso hacia la cura. ¡¡¡Procrastinators del mundo, uníos a mí!!!

Ayer Bea (la fea, seentiede... y sí, estoy enganchada, ¡¿qué pasa?!) sacó los pies del tiesto y empezó a repartir: una bordería aquí, un comentario fuera de tono allá... ¡Ya era hora, querida! Que se note que tienes varios títulos universitarios (entre ellos el de ITM) y no te dejes torear, que lo de Alvarito ya pasa de castaño oscuro… anda que la bronca de ayer… sigue así, mona. Que se de cuenta de que realmente eres imprescindible y te trate como tal, y si de paso te dan alguna alegría, pues mejor que mejor.

Ese hombre que corre entre penumbras en la pantalla… ¿es House? Porque por mis muertos que se le parece… pero, ¡¡es que corre!! Parece que el chute de ketamina después del disparo le ha venido como la seda y ahí lo tenéis, corriendo cual gamo. No puedo evitar estar ansiosa por que empiece la próxima temporada…

No os he contado nada de la fiesta de Nochevieja… soy una mala amiga de las de verdad. ¡¡Y eso que lo pasamos más que fenomenal!! He de reconocer que, a pesar de mi única copa, yo estaba beyond desatada. Porque sí, porque decidí recibir al nuevo año a base de golpe de cadera y marcha para repartir, que quien bien empieza, bien acaba… al final nos juntamos un porroncete de gente: Belle, Phenomene, Matthew y Al, la Opositora, Sad Eyes (madre mía, madre mía… con esas uñitas de los pies pintadas de rojo pasión), Lucylu y Caracolillo, Luisillo… vamos, que éramos un montón. ¡¡Y lo bien que lo pasamos!! La verdad es que tengo un par de fotos, como la de aquí al ladito, que dan fe de lo que os digo, y otras tantas que me da miedo publicar so pena de que cambiéis vuestra imagen de mí para peor…. Jajajaja.

Los Reyes están casi encima y mi bro anda en un plan que no hay quien le aguante. Menudos güevos los que tiene el tío. Pero bueno, esperemos se le pase pronto la tontería, porque él es el único que de verdad puede salir perdiendo…

No hay comentarios :