miércoles, 14 de junio de 2006

Lluvia...

Me he levantado sabiendo que he tomado la decisión correcta, la de no presentarme a contabilidad, quiero decir. Porque de haber ido hoy al examen habría perdido un precioso tiempo, habría fastidiado la posibilidad de obetener notas decentes no en 1, sino en 3 asignaturas. Vaya, podréis pensar, eso ya lo habías dicho antes... y es verdad, pero también hay veces en que tomas una decisión, con todas sus consecuencias, y no es hasta un determinado instante, en un preciso moento de un día cualquiera, en que te das cuenta de que era la decisión correcta. A veces ni pasa.

Me encanta cuando llueve en verano porque parece que el calor se tome un descanso y la tierra respire. Estudiando en mi habitación, desde mi enorme ventana, veo cómo el color gris se ha hecho con el poder y la lluvia cae, imperceptiblemente, sobre los edificios... los días así me ponen melancólica (no siempre en el sentido de llorar), pero sí pensativa... Me encantan los días así. Además es bueno, para el estudio. No hace calor, primero y principal, corre brisilla. Las vistas de la ventana no te piden a gritos que salgas a tumbarte en una alfombra de hierba verde y fresca...

Ayer hubo House, ya sabéis, martes ya tal. No fue de los mejores capítulos (los guionistas también tienen días malos) pero me reí, igualmente... Greg tiene unas cosas (¿te importa, Dr. House, que te tutee?)... de lo que es capaz, el tío, con tal de llevar la razón. pero me sigo mondando y...

Stacy se ha ido. Ahora es oficial. Yipeeeeeeeeeeeeeeeee

Por cierto. Buenas y malas noticias para los House-adictos como una servidora. Buena noticia: un periódico va a vender los DVDs de la primera temporada a partir de este jueves (fijaros qué contento se ha puesto House que hasta baila...). Mala noticia(quizás no para algunos): es El País.

No hay comentarios :