jueves, 30 de marzo de 2006

Poniéndoos al día...

Llevo un par de días sin pasar por aquí, lo cual, intuyo, os ha de tener en ascuas respecto a los pequeños aconteceres de mi vida cotidiana. No desesperéis, pues he vuelto. En honor a la verdad, pensaba escribir el martes, pero tras una estresantísima clase de SPSS en ordenadores (los que conozcáis el programa, también habréis llorado con él), me ganó la pereza. Esa clase es, directamente, un caos horrible. Entre que Curtosis va a mil por hora, que el programa es un rollo, y que la gran mayoría no sabe el motivo de lo que estamos haciendo, resulta un cóctel en el que la que mitad de la clase no sabe por dónde anda y la otra mitad acaba de encontrarse, aunque sin saber muy bien dónde.

Pero bueno… la cosa acabó mejorando y terminé llegando a casa a las 9 y media de la noche. Resulta que PPerra, que sufre mal de amores, necesitaba cariño, así que Belle y yo cambiamos nuestros planes iniciales de paseo tranquilo por consuelos para la chiquilla. Al principio la cosa no pintaba demasiado bien, y yo andaba de morros (también porque llevaba una carpeta que me pesaba dos quintales y me tenía harta), pero ya digo que luego la cosa mejoró y aquí paz, y después gloria. Todo el mundo contento.

Ayer sí que tuve una tarde de las buenas. Buscando una camiseta rosa intenso para un foulard que me han regalado, topé con la megaganga en Zara: Camisetilla verde precioso sin mangas, semitransparente y con cinturoncillo ideal, 5’90€. La megaganga viene porque el precio original eran 20€… Lacasitos, en cuanto la vio, cambio la clase de psicosociología por ir a comprársela, no os digo más. Ni que decir tiene que la otra camiseta la he comprado hoy. Eso sí, no es fuxia porque he llegado a la conclusión de que se mataba con el foulard, así que me he decantado por el amarillo pálido, que también está de moda este año…

Ayer conocí al hombre perfecto bis, sucesor, junto con el Chico de ECI (que está más disponible) de Gerard (el completísimo profesor de Inv. De Mercados). Gafipastista, moreno, no muy alto pero tremendamente agradable, arreglado pero informal, vino a darnos una clase de gestión del surtido. Ya hemos hablado con Vicky para que se curre el convenio de prácticas con ellos lo antes posible…
Por cierto, he tenido conocimiento recientemente de que mi querida universidad danesa ha aceptado los cursos que pedí (Global Marketing y Advertising & Children), que no sé si os lo había contado, y que me llena de alegría. Esto, unido al hecho de que me he enterado de que por una mísera cantidad de dinero tengo jolgorio y viajes a gogó durante la totalidad de mi estancia allí (ya tendréis más detalles en cuantico que yo misma los tenga), han hecho que esté más loca de alegría todavía... No es para menos.
Por último, esperar con ansia que a Phenomene le haya salido requetebien su entrevista en la multinacional de la alimentación a la que iba hoy...

2 comentarios :

Anónimo dijo...

¡Hola!

Sí, sé que hacía lustros, ¿que digo lustros? Siglos que no escribía... Y no es que esté en el caribe con Curro ni que, como dirías tú mi querida Agnes, me haya teletransportado a otra dimensión, simplemente el trabajo me impide visitar esta página todo lo que me gustaría, y por ende escribir en ella.
Y para festejar este reencuentro, aquí van unas palabras:
"Tardé en volver, me entretuve,
buscándome la vida deambulé,
anduve de nube en nube (...)
He vuelto"


Belle

Belle dijo...

¡Hola!

Sí, sé que hacía lustros, ¿que digo lustros? Siglos que no escribía... Y no es que esté en el caribe con Curro ni que, como dirías tú mi querida Agnes, me haya teletransportado a otra dimensión, simplemente el trabajo me impide visitar esta página todo lo que me gustaría, y por ende escribir en ella.

Y para festejar este reencuentro, aquí van unas palabras:
"Tardé en volver, me entretuve,
buscándome la vida deambulé,
anduve de nube en nube (...)
He vuelto"