miércoles, 8 de marzo de 2006

Maaaal día...

Ayer tuve un día de los más espantoso, por eso decidí voluntariamente no pasar por aquí, a riesgo de hacer declaraciones violentas…

Pero empecemos por el principio. La famosa entrevista. A la vista de cómo me trataron he decidido publicar el nombre de la empresa, 3M, y de su directora de RRHH, Marisol Hernández, para que queden todos mis lectores avisados de cómo se las gastan por allí. Para empezar, me hicieron esperar ¾ de hora antes de atenderme y volver a rellenar el mismo formulario que el que se supone ya has rellenado por Internet y por el que se supone (cuántas suposiciones…) que te han llamado para hacer las pruebas. Hecho esto, por fin llegó la susodicha Marisolín. No fue muy agradable… ni siquiera me preguntó por mi estado de salud, simplemente dijo tajantemente: ven por aquí. ¿Has rellenado todo?

Luego bajamos al sótano a la sala donde tendrían lugar mis pruebas. La tía se iba leyendo mi cuestionario por el camino. Ése que incluye tu c-v, tu experiencia y demás. Ése que los buenos directores de RRHH ya han sacado del que te tomaste la molestia de rellenar en Internet- más completo, por cierto- y que se han leído para saber a quién entrevistan... el mismo. “Siéntate ahí” (sin mirarme y continuando con la lectura) y luego, “si te ficháramos, ¿cuándo podrías incorporarte?”. Ante mi respuesta que en verano, Marisolín, Icewoman, va y contesta “¿perdona?” cual escopetazo, y ante mi reiteración de la respuesta me dice que no me puede hacer las pruebas entonces. Entonces fui yo la que pidió perdón. Icewoman me explica entonces, que las pruebas de acceso son para prácticas de incorporación inmediata, y como esa no es mi situación, no va a hacerme las pruebas.

Tras recoger mi mandíbula del suelo (se había descolgado sin permiso) y recomponer mi cara de la total y absoluta estupefacción en la que me hallaba, intenté explicar a Icewoman que en ningún lugar de la página web de su empresa estaba mencionado el hecho de la incorporación, y que de todas formas, yo había especificado en mi solicitud (la que, a la vista de las circunstancias, no se había leído) que no podría incorporarme hasta el verano. Dicho esto, me reiteró que no iba a hacerme las pruebas y que, y cito textualmente, cogiendo el ascensor y marcando el 0 podría salir por donde había llegado. Todo con una sonrisa. Tremendo.

----

Pero mi espantoso día no acabó allí. Aún tuve que llegar a la universidad y ver mi 4 y medio en Fiscal para rematar la jugada… ya he pedido la revisión, aunque no sé si servirá de algo.

Más cosas. Ya he rellenado la solicitud para casa en Dinamarca… un paso más hacia mi gran verano. Yiiiiipeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Disculpad el grito.

Creo que el lunes se montó la gorda en el seminario de marketing… alguien sacó los pies del tiesto y ofendió a la mayor parte del auditorio, una mitad de la cual se piró de allí y otra mitad de la cual puso el grito en el cielo. Se atisba castigo ejemplar. Se atisba escándalo…

1 comentario :

Listo Entertainment dijo...

Puede que le haga gracia este post:
http://lacinefilia.blogspot.com/2006/03/nosferatu.html

besos!