viernes, 27 de enero de 2006

Varios...

Bien, bien, bien… ayer di el pistoletazo de salida a mi periodo de exámenes y, la verdad, es que por el momento podemos hacer un balance positivo. Eso, creedme, es bueno puesto que es fantástico empezar con buen pie (aunque exista la posibilidad de que todo se tuerza de aquí a unos días).

En fin, que el examen de psicología bien, gracias. Eso sí, resultó más difícil de lo que yo me esperaba, aunque no tanto como para protestar. Hubo alguna preguntilla que fue víctima de paja mental en verborrea psicológica, así que supongo que valdrá. De todas formas, el examen sólo constituye el 50% de la nota, y aquí es donde viene la mejor parte… lejos de querer parecer presuntuosa, me congratula decir que gracias a mi 10 en el trabajo final, tengo oficialmente aprobada la asignatura. Es curioso, esta chica siempre tiende a ponerme excelentes notas en los trabajos, no es la primera vez que me casca un 10… no es que proteste, Dios me libre… pero es curioso. Tengo la sensación de que parte del 10 en las correcciones y, si nada hay en tu escrito que lo contradiga, ahí que se queda. Ojalá fuera una tendencia contagiosa, y todos corrigieran igual que la Genio Embotellado (por cierto que qué falda la de ayer… abombada y todo y con medias de cuadros de esas que se cortan a la mitad de la pierna – arquitectura imposible e inutilidad total, bajo mi humilde punto de vista-) otro gallo cantaría y, con total seguridad, el alumnado también.

Más cosas, mi querido sobrino Iñigo, el “1/4 kilillo” como lo denominamos cariñosamente todos, tira para delante viento en popa y a toda vela. Ayer lo sacaron de la UVI de neonatos para llevarlo a donde los medios. Respira solito y, según quienes lo cuidan, está fenómeno dentro de su situación. Mis primos están como locos de contentos con la noticia y, no es para menos. A ver si pronto puedo ir a verlo.

Ayer estrené mis gafas de sol, aquellas que dije me compraría (al final fueron un regalo por mi santo). Estoy tremendamente contenta con ellas. Además de ver puturrú de fua con ellas (lo de que estén graduadas me aporta una ventaja competitiva con vistas de perdurar en el tiempo) tienen un color gris oscuro precioso que quita luz, pero no color, algo bastante interesante. Además, por sus líneas clásicas en pasta negra me dan un aire muy chic y muy a lo Audrey Hepburn… ¡¡¡parezco toda una Chica J. Labanda con ellas!!!(igualita que la de la foto, ji ji ji ji ji)

Qué fácil es hacerme feliz.

Más cositas.

El IM* advierte que una gélida ola polar se avecina por aquestos lares. Mucho, mucho, pero que mucho frío y nieve desde los 400 metros. Eso quiere decir que lo más recomendable es que todos nos quedemos en casita a ver la tele o a leer o escuchar música (o lo que se tercie, pues miles son las posibilidades) con café y mantita. Salvo, claro está, que uno se quiera hacer un peeling gratuito y la mar de natural… yo, desde luego, no pienso.

Así pues, abrigaros, plis, no es bueno constiparse en época de exámenes…


* Instituto Meteorológico

No hay comentarios :