lunes, 5 de septiembre de 2005

22 + 1

¡Buenos días!

Pues nada, mi cumple ya pasó. He echado de menos una celebración a lo grande, pero con un examen mañana… la cosa se planteaba complicada. Como ya os dije ayer, todo se andará, en cualquier caso.

De todas formas, no os creáis que me quedé sin celebrar del todo. Mis papis tuvieron a bien invitarme a cenar. En un principio la idea era la de cenar en un sitio chulo y algo caro, de esos que frecuentan “los mayores” pero dado que era domingo y principios de septiembre, la cosa se resultó imposible. En cualquier caso, cenamos fenomenal igualmente en un sitio que yo co
nocía: Mombay (http://www.mombay.net/).

El restaurante es fantástico, al menos a mí e lo parece. Un lugar muy Sexo en Nueva York con una decorción chic bastante elegante en el que sirven comida del mundo muy bien presentada. Os recomiendo fervientemente el postre de torrija con helado de canela… es simplemente FABULOSO.

Lo gracioso de la cena es que el camarero, JP, después de servirnos las bebidas, me reconoció de la vez que había ido a cenar allí con Belle, a principios de verano. Ya le conocíamos de antes, cuando trabajaba en la cafeteria de en frente de nuestra academia (y donde sirven una tarta de chocolate que quita el sentío) y nos ayudó a organizar nuestro viaje a Sevilla. Es un tipo la mar de salao y encantador que nos dió palique durante toda la cena y en los postres nos invitó a una copa de vino dulce (qué bueno que estaba, por cierto) para celebrar mi cumpleaños. Un encanto, ya os digo, cuando se enteró de lo de mi cumple afirmó que era virgo (algo no muy difícilmente deducible) y que, por lo que veía, parecía encarnar todas las características del signo, especialmente lo de perfeccionista y trabajadora… yo encantada, claro, a nadie le amarga un dulce o que le echen un piropo de vez en cuando, ¿o sí? Jajajajaja. Cuando le dije que quería la torrija de postre, me lo metí definitivamente en el bolsillo –“Lo sabía- dijo- “Tú sí que sabes”-.

Así que, lo dicho, aunque me gustaría haber celebrado la llegada de los dos patitos a mi vida a bombo y platillo, la cosa no estuvo mal, nada, pero que nada mal.

Besitos a todos

No hay comentarios :