martes, 23 de agosto de 2005

El gato con botas

Hay veces en que una se levanta por la mañana con el ánimo en alza... abres los ojos en la cama y, por alguna extraña razón, te sientes diferente, con ganas de todo. Algo así me ha pasado a mí hoy, me he levantado con el guapo subido. En días como así, una se mira el espejo y, aunque la persona que refleja es la misma que ayer, parece más alegre, con más ganas. Así pues, tras el café que me da la vida y un desayuno ligero, me he marchado de casa con paso ligero y una sonrisa de oreja a oreja dispuesta a hacer mis recados antes de ir a trabajar con el mejor de los ánimos posibles, y así me ha ido.

Las he encontrado, las botas que buscaba, digo. ¡Menuda trivialidad! pensaréis algunos, no sin razón, pero veréis, resulta que para una persona como yo, no siempre es fácil encontrar la ropa que gusta... además de tener el pie pequeño (extremadamente) y plano, cuento en mi haber con unos gemelos ballerina-like que hacen que encontrar unas botas de caña alta que me cierren sea prácticamente una misión imposible. Así pues, imaginaos mi alegría al verlas allí, en la estantería de una de mis tiendas favoritas, esperando a que yo las encontrara. El éxito en su prueba ha corroborado mi teoría de que si te levantas con el pie derecho, todo te sale a pedir de boca. Así pues, queridos míos, si el destinoy la fortuna siguen acompañándamo esta tarde cuando salga del trabajo, esas botas serán mías antes de que acabe el día... unas botas dignas del mismísimo Gato con botas (valga la redundancia), glamurosas hasta la médula y de lo más inn a buen precio y de buena calidad... ¿se puede pedir más? jajajajajaja

Besitos a todos

3 comentarios :

Belle dijo...

La verdad es que tienes toda la razón del mundo. Cuando uno se levanta con la moral bien alta, todo parece distinto, mejor. Y es que no hay nada como ponerle una buena sonrisa a la vida, que después de todo tampoco está tan mal. ¡Ay! Si es que ya lo decía la película: "La vida es bella...".

Anónimo dijo...

Belle said...
La verdad es que tienes toda la razón del mundo. Cuando uno se levanta con la moral bien alta, todo parece distinto, mejor. Y es que no hay nada como ponerle una buena sonrisa a la vida, que después de todo tampoco está tan mal. ¡Ay! Si es que ya lo decía la película: "La vida es bella...".

8:29 AM

Pecosa -isa dijo...

tE HE ENCONTRADO X TRENDENCIAS, UN COMENTARIOQ HAS DEJADO. Y YO COMO TÚ TAMBIÉN LLEVO TIEMPO EN EL MUNDO BLOGGER Y NO NOS REGALAN NA!! JAJAJA

ME HA ENCANTADO ENCONTRARTE
BESITOS PECOSOS